Saltar al contenido
Tu horóscopo diario gratis 2019

Miedos y temores de Piscis

Piscis es el signo de los soñadores, pues se mueven en un mundo de ilusión y de los sueños como lo hacen los peces en corrientes mansas. Pues es de ellos el mundo de la imaginación y de la creatividad. Un signo con mucha valentía, siendo esta una de las características de Piscis. Sin embargo; como a cualquier persona siente temor por algo. Entonces, ¿Cuáles son los miedos y temores de Piscis?.

A Piscis no hay que obligarlo a probar sus palabras o sus prototipos; puesto que su reino no es de este mundo, sino el de las dulces ensoñaciones; y de la intuición.

Así que, ¿A qué le temen los nacidos bajo el signo de Piscis?. Lo peor que se le puede hacer a un Piscis es hacerlo demostrar sus dichos. Puesto que los Piscis han nacido para soñar en un mundo de duros realidades. Razón por la cual, el mayor temor al que se enfrenta Piscis es el miedo a ser expuesto; pues como todo un soñador, como un farsante, como un fraude.

Los piscis son Amantes de la lentitud y de las aguas quietas, son seres que no tienen esa alma competitiva; nunca conspirarán en tu contra. Por desgracia, el mundo comprende estas actitudes como una debilidad; y se esmera en que Piscis lo sepa a lo largo de toda su vida.

Estas personas quiere sacarlos de su estanque con el pretexto de sacudirlos y hacerlos vivir de verdad. Razón por la que se ocultan y muy rara vez se atreven a reclamar su derecho a soñar e imaginar ese mundo ideal en que puede vivir.

Sin embargo, ¿Cómo puede Piscis vencer este miedo?. Piscis tiene que comprender que hay muchas formas de tener valor como persona; y ende ser productivo. Y este es el camino que debes seguir.

Debes tener en cuenta que tu intuición, tu capacidad de imaginar; de adelantarte a tu tiempo. Pues no es algo que se pueda desechar y dejar de lado sólo porque así lo dicen los demás. Piscis tu imaginación tiene un potencial transformador inimaginable; así que debes dejar que de desvanezca por tu timidez y falsa humildad.

Tienes que salir de tu zona de confort: de esas cómodas profundidades de ti mismo. Y tras hacerlo debes proclamar; soy mucho lo que valgo.